Mi Universar

martes, 23 de febrero de 2016

Los jóvenes


Debería estar prohibido que muera la gente joven
resulta imprescindible que la vida no les roben.

Es algo muy razonable y extremadamente justo
que los jóvenes dispongan de todo el tiempo futuro.

Un camino por delante tantos sueños por cumplir
que esté muy lejos la hora en que les toque morir.

Que el destino no se imponga arrebatando sus sueños
que continúen soñando como cuando eran pequeños.

Sin ellos no habrá futuro será el fin de nuestra especie
son el germen de la vida no hay nada que más se aprecie.

Es una premisa básica salvaguardar su existencia
y otorgarles un lugar que dignifique su esencia.

Ruben Edgardo Sánchez, 18 de mayo de 2014