Mi Universar

martes, 19 de enero de 2016

Versos que robé una noche


Diré hasta mañana un día
y no habrá mañana para mí ese día
sé que el sol no es eterno tampoco
acabará el milagro que renueva la vida
jornada a jornada
un día.

No llevo conmigo el credo de tantos
de que hay un mañana detrás de aquel día
perentoria vida
efímera y leve gota de rocío
mi vida la vida de estos duros días
permites que escriba ahora estos versos
este verso
y éste.

Tengo prisa y no es que me esté muriendo
estoy enfermo es cierto cosas del invierno
pero no muriendo
es que tengo el tiempo
me inspiró la noche la quietud la calma
me gustó y no quise perder estos versos
encendí la luz corrí presuroso
tomé mi cuaderno y aquí estoy ahora
escribiendo.

Es noche de invierno es noche de versos
es noche de enfermos
es noche de muertos que no serán más
el sol no es eterno su llama se extingue
también la de ellos
la mía lo hace a cada momento
por eso le robo de a ratos mis versos
porque los escribo
porque son eternos.

Tan linda es la vida que da gusto verla
después de este frío será primavera
después de esta noche será un nuevo día
un día nos vamos vendrán nuevas vidas
efímera y leve tu vida mi vida
perentoria vida
se escurre entre dedos como agua vertida
se evapora y pierde toda su frescura
por eso no quiero perder estos versos.

Tan linda es la vida que temo perderla
pero sin embargo estoy preparado
si esta noche fuera tan larga eterna
ya está he vivido
efímera y leve mi vida se ha ido
pero ya he vivido he escrito estos versos
son versos robados.

No estoy saturado
quiero ver el sol mañana y siempre
quiero ver la vida de todos los días
pero sé que un día diré hasta mañana
y no habrá mañana para mí ese día
mas los pocos versos que robé esta noche
dirán que hubo alguien que gustó la vida.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de junio de 1990