Mi Universar

viernes, 15 de enero de 2016

Suspendidos por los pies


Lo primero que yo abro cuando entro en la red
es ese libro de caras al que todos llaman 'feiz'.

Allí todos publicamos y damos a conocer
nuestros actos cotidianos sin preguntarnos por qué.

Ese afán por compartir nuestra vida por doquier
sin reservas ni tapujos singular forma de ser.

En algún sitio virtual alojado en internet
navegan íntimos diarios sin censura para ver.

Nuestros nombres y apellidos nuestros apodos tal vez
deambulan como fantasmas trashumantes en la web.

Estamos todos expuestos ya no importa quién nos ve
viajamos en una nube suspendidos por los pies.

Ruben Edgardo Sánchez, 6 de enero de 2014