Mi Universar

sábado, 23 de enero de 2016

Después del adiós


Un día somos semilla que brota mirando al cielo
al final fruto maduro que cae por su propio peso.

El día en que nacemos es todo felicidad
mas el día en que partimos hay desconsuelo total.

Nuestras familias y amigos no encuentran explicación
sólo quedan los recuerdos y un profundo dolor.

Vivimos en sus memorias aunque no estemos presentes
seguimos cumpliendo años por más que estemos ausentes.

Porque es el aniversario del día en que nacimos
el día más importante por ser nuestro natalicio.

Todos ellos nos recuerdan con el mismo amor de siempre
no hay lugar para el festejo porque todo es diferente.

Ruben Edgardo Sánchez, 19 de enero de 2013