Mi Universar

jueves, 31 de diciembre de 2015

Una nueva esperanza


Qué lindo que es caminar
descalzo sobre la arena
junto a la orilla del mar
sobre la playa serena.

Sintiendo el aire en la piel
y la tibieza del sol
libre de todo cordel
sumido en su arrebol.

Sin límites para el asombro
paseo crepuscular
vuelan detrás de mis hombros
las gaviotas sin cesar.

En tanto el año se cierra
para nunca más volver
se abre una nueva esperanza
a punto de florecer.

Ruben Edgardo Sánchez, 31 de diciembre de 2015