Mi Universar

martes, 1 de diciembre de 2015

Mismidad


Estar solo y entenderse
sin mediación de un tercero
es un genuino deseo
y no hay por qué sorprenderse.

Pues resulta necesario
reflexionar a menudo
con el ser que siempre estuvo
fielmente a nuestro lado.

Halagarse y reprocharse
por igual si lo amerita
es lo que uno necesita
para poder conciliarse.

Nadie conoce a uno mismo
como el mismísimo ser
somos siempre yo y él
y no es ningún espejismo.

Ruben Edgardo Sánchez, 1 de diciembre de 2015