Mi Universar

jueves, 31 de diciembre de 2015

Buenos propósitos


Qué podemos aportar al año que se avecina
mayor sensibilidad más amor menos inquina.

Separar el yuyo malo de las flores y los frutos
arrancándolos de cuajo evitando llanto y luto.

Humanizar nuestra vida de la manera más noble
con el trabajo en la viña y la firmeza del roble.

Sentirnos granos de arena gotas de agua en el mar
luceros y luna llena entre tanta inmensidad.

Saber que modestamente somos parte de un todo
y también que aisladamente somos nada en cierto modo.

Hagámosle un lugar a los propósitos buenos
que así podremos estar saludablemente plenos.

Ruben Edgardo Sánchez, 31 de diciembre de 2015