Mi Universar

martes, 17 de noviembre de 2015

La vida por un sillón


El turco y su descendencia disputan esta contienda
hagan ofertas señores nuestro país está en venta.

Dominan el escenario prometiendo lo imposible
endebles son sus principios lo que los hace temibles.

Ensayan falsas sonrisas bellas y tiernas miradas
quieren capturar los votos con palabras engoladas.

Estudiaron la receta desde los años noventa
apenas nos descuidemos ponen el país en venta.

Uno parece un demonio el otro un ángel caído
entre los dos no hacen uno qué oscuro es nuestro destino.

Ruben Edgardo Sánchez, 17 de noviembre de 2015