Mi Universar

viernes, 23 de octubre de 2015

Ojalá


Ojalá que la muerte no me encuentre despierto
me susurre al oído y me diga te llevo
a un lugar celestial que llamamos el cielo 
entre nubes pomposas que desvelan el sueño.

Ojalá que me encuentre dormitando tranquilo
con los brazos y piernas totalmente extendidos
con la suave frescura de una manta de hilo
una hermosa mañana de un cálido estío.

Ojalá me transporte un manojo de nubes
entre cielos dorados amarillos y azules
me rodeen las aves con sus alas de tules
un domingo a la tarde horas antes del lunes.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de octubre de 2015