Mi Universar

sábado, 3 de octubre de 2015

Libertad condicionada


Tenemos libre albedrío para hacer y deshacer
las más diversas tareas de acuerdo a nuestro entender.

Pero nuestra libertad por diversas circunstancias
siempre está condicionada desde la primera infancia.

Es el caso de aquellos que tienen limitaciones
de la índole que sea y condicionan sus acciones.

Somos libres de emprender todo aquello que queramos
en tanto no limitemos a otros seres humanos.

La libertad desmedida acaba en libertinaje
resulta impredecible el destino de este viaje.

Nuestros derechos terminan en el preciso lugar
donde empiezan los derechos con que cuentan los demás.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de octubre de 2015