Mi Universar

martes, 27 de octubre de 2015

Ciertos votos de confianza


I

No soy dueño de un comercio ni de plantas industriales
no cotizan en la Bolsa mis valores primordiales.

No tengo que recurrir a paraísos fiscales
ni proteger en la sombra mis bienes patrimoniales.

Apenas tengo una casa en el lugar donde vivo
algunos pesos ahorrados y estos versos que hoy escribo.

Sé que soy una persona honesta y trabajadora
no estoy identificado con tanta gente traidora.

No tengo amigotes recios que me saquen de un apuro
porque jamás me involucro en ningún negocio turbio.

II

No soy experto en política ni siquiera militante
tampoco soy un idiota a quien puedan engañarle.

Sé de algunos candidatos y de cómplices serviles
que en un país algo serio no podrían estar libres.

Las propagandas políticas y campañas en los medios
muestran a los pretendientes como querubines tiernos.

Por eso es que nuestro pueblo los aclama y los vota
pero no entiendo por qué a menudo se equivoca.

No soy quién para juzgar pero me dan mucha pena
ciertos votos de confianza a gente de historia negra.

III

Muchos políticos mudan de uno a otro partido
cual si fueran pantalones o coloridos vestidos.

No les basta con su sueldo les resulta un poco escaso
necesitan más ingresos y aprovechan su mandato.

Pretenden asegurar algo más que su futuro
el de sus hijos y nietos y el de algún asunto oscuro.

Estoy demasiado asqueado de estos supuestos patriotas
esta es una tierra hermosa saqueada por las langostas.

De lo que estoy muy seguro es que no los voy a ver
en el Cielo si es que existe y menos en el Edén.

Ruben Edgardo Sánchez, 27 de octubre de 2015