Mi Universar

miércoles, 26 de agosto de 2015

Una pesada herencia


La crecida del Salado anegó a varias ciudades
Chascomús también Castelli y otras localidades.

El paso de tanta agua generó complicaciones
afectó a las zonas bajas y a todas sus poblaciones.

Un corte casi total en la ruta que va a Pila
hace que su población viva como en una isla.

Mientras tanto continúa la asistencia en Lezama
a los puesteros de campos que no abandonan sus casas.

También está interrumpido el servicio ferroviario
en el tramo que conecta Mar del Plata y Buenos Aires.

Ya son ochocientas mil las hectáreas inundadas
causando severos daños a la rama agropecuaria.

Son trescientas veinte mil las cabezas de ganado
que no pueden desplazarse casi a ningún otro lado.

Estas son las consecuencias que trae el cambio climático
vaticinado por muchos desde hace algunos años.

No se puede atribuir el daño que se ha causado
a circunstancias fortuitas sino al propio ser humano.

Debería hacerse cargo tomar debida conciencia
que todo lo que produce lo hereda su descendencia.

Ruben Edgardo Sánchez, 25 de agosto de 2015