Mi Universar

lunes, 3 de agosto de 2015

Quillagua, el pueblo que se niega a morir


En el pasado Quillagua era un pueblo normal
su economía era próspera y era un bonito lugar.

En el río había peces y su caudal alcanzaba
para darle humedad al oasis donde estaba.

Los vecinos del lugar cultivaban maíz y alfalfa
era un centro productivo hasta que faltó el agua.

Hoy es el pueblo más seco que existe en el planeta
su promedio anual de lluvia es bajo y la tierra es seca.

Unas empresas mineras extrajeron mucha agua
para procesar el cobre de explotaciones cercanas.

La actividad salitrera y las faenas mineras
han causado el deterioro del suelo y de su ribera.

Contaminaron el río y lo dejaron sin nada
no quedaron animales ya no hay maíz ni alfalfa.

Tampoco hay agricultores mucha gente ha emigrado
porque el pueblo de Quillagua finalmente se ha secado.

Junto a la aldea corría un río llamado Loa
que se ha quedado sin agua y es un río seco ahora.

En lengua aimara Quillagua significa 'agua de luna'
la luna sigue brillando pero agua no hay ninguna.

En el Camino del Inca había un centro productivo
denominado Quillagua que hoy está casi extinguido.

La insensatez ha ganado nuevamente la partida
las cuestiones materiales se anteponen a la vida.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de agosto de 2015