Mi Universar

sábado, 1 de agosto de 2015

La vida


Porque es maravillosa
y nos viene de regalo
es nuestro bien más valioso
y está en nuestras manos.

La vida no es bien de cambio
es un bien universal
resulta inconmensurable
su valor trascendental.

No se compra ni se vende
porque no es mercancía
lo menos que puede hacerse
es honrarla cada día.

Valorarla y quererla
como un tesoro preciado
un compromiso de amor
por este hermoso legado.

Ruben Edgardo Sánchez, 1 de agosto de 2015