Mi Universar

domingo, 9 de agosto de 2015

La luna el árbol y el hombre


Quiero alcanzarte mi luna ahora que estás tan cerca
no te alejes por favor quédate un segundo quieta.

Decía el hombre trepado sobre las ramas de un árbol
mientras ella dibujaba su figura allá en lo alto.

Hombre díselo a la Tierra que se la pasa girando
no se detiene un momento aunque la estén sujetando.

Le respondía la luna al hombre que intentaba
acercarse lentamente hasta donde ella estaba.

Qué bella estás esta noche déjame acercarme más.
Es que de mí no depende eres tú el que te vas.

No soy yo es mi planeta que no para de girar.
Ya lo sé tú me lo has dicho no lo puedo remediar.

Continuaron dialogando mientras pudieron hacerlo
la luna se iba alejando el hombre iba descendiendo.

Y el árbol que fue testigo de este diálogo inusual
quedó solo allí plantado como resulta habitual.

Ruben Edgardo Sánchez, 9 de agosto de 2015

Ilustración: Toni Demuro Illustrations ~ by Sam Carlo