Mi Universar

sábado, 22 de agosto de 2015

Dividir para reinar


Una cosa es delegar el poder en unos pocos
y otra entregar el futuro en las manos de algún loco.

Tal vez por comodidad o por causa de ignorancia
se avalan ciertos gobiernos plagados de petulancia.

El político que llega a la cima del poder
no debe olvidar jamás que el servicio es su deber.

Debe respetar a todos dar ejemplo de humildad
y administrar los recursos con total austeridad.

Custodios del patrimonio de toda una sociedad
deben ser muy cautelosos cuidar y no malgastar.

Ser justos y tolerantes reconocer sus errores
rendir cuentas de sus actos y tratar de ser mejores.

Agradecer la confianza que el pueblo depositó
haciendo honor al mandato del día en que los votó.

Dividir para reinar es una mera falacia
no resulta compatible con ninguna democracia.

(Al que le quepa el sayo que se lo ponga)

Ruben Edgardo Sánchez, 22 de agosto de 2015