Mi Universar

sábado, 25 de julio de 2015

Un remanso de sosiego


Una casita en el bosque rodeada de mucho verde
en donde la vida fluye y el vértigo se pierde.

Una ventana florida y un techo a dos aguas
la flora y fauna salvaje delineándose en el alba.

Silencio paz y quietud en su entorno natural
prodigando su belleza y su encanto por igual.

Sin la premura y el caos que mora en grandes ciudades
con su grado de locura y enormes calamidades.

Un remanso de sosiego para la contemplación
un sitio maravilloso lleno de luz y color.

Ruben Edgardo Sánchez, 25 de julio de 2015