Mi Universar

viernes, 24 de julio de 2015

Un océano de amor


El océano separa
nuestras vidas hace tiempo
entre dos husos horarios
entre veranos e inviernos.

Somos hermanos de sangre
compartimos una madre
que procura estar presente
un tiempo en cada parte.

No es un piloto de avión
tampoco es una empresaria
pero sus horas de vuelo
la hacen consuetudinaria.

Más de veinte mil kilómetros
recorridos anualmente
sobrevolando el Atlántico
feliz y amorosamente.

Una abuela octogenaria
con dos hijos y tres nietos
que aminora las distancias
con su entrañable afecto.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de julio de 2015