Mi Universar

jueves, 25 de junio de 2015

Pobre diablo


Lo conozco es muy intenso provocador compulsivo
una criatura horrenda insensible e incisivo.

No tiene contemplación por el daño que provoca
profiere palabras necias que expulsa desde su boca.

Su presencia descarnada altera nuestros sentidos
nos acosa sin mesura y acabamos invadidos.

Se alimenta con el odio y las miserias humanas
es su mayor beneplácito quitarnos todas las ganas.

Lo mejor es ignorarlo no darle pasto a esta fiera
confinado al ostracismo muere de ocio y de pena.

Monstruo del Apocalipsis aquí no tienes lugar
acomoda tu equipaje y mándate a mudar.

Ruben Edgardo Sánchez, 25 de junio de 2015

Ilustración: Alex Grey