Mi Universar

domingo, 7 de junio de 2015

Gozar de buena salud


Casi cuarenta de fiebre la nariz congestionada
decaimiento general y ganas de no hacer nada.

La cabeza es un tambor que resuena sin parar
no hace falta que lo toquen para oírlo retumbar.

Las piernas que no sostienen todo el peso de mi cuerpo
así es como se siente cuando uno está enfermo.

Por suerte ya va pasando el reposo vino bien
ahora estoy más animado y puedo escribir también.

Aquí es cuando se extraña lo que es la sanidad
no siempre la valoramos cuando todo está normal.

Es bueno y muy saludable dar las gracias cada día
por tener buena salud y disfrutar de la vida.

Ruben Edgardo Sánchez, 7 de junio de 2015