Mi Universar

jueves, 18 de junio de 2015

Al palo borracho que miro desde la ventana


Te saludo árbol yo aquí tú conmigo
de mi diaria lucha tú eres mi testigo.

Cuántos años llevas afilando espinas
quién quiere robarte flor savia resina.

Dejas que te miren robusto inerme
no hieres a nadie si te tocan dueles.

Cuán cerca mi alma de tu esencia vibra
cuán lejos mi lucha de tu simple vida.

Nos une este siglo nos une esta escuela
yo hombre tú árbol salimos a escena.

Comprendes la obra entiendes qué pasa
aquí no hay libreto todo fluye pasa.

No sabemos cuándo tu cielo mi casa
ya no serán cielo ni casa ni nada.

Ni yo seré hombre ni tú serás árbol
ni hoy ni mañana ayer quién lo sabe.

Ruben Edgardo Sánchez, 1º de marzo de 1990