Mi Universar

sábado, 23 de mayo de 2015

Soñando con volar


Vaya que fue una sorpresa
y me quedé azorada
viendo a otras compañeras
en las paredes pegadas.

Una de ellas me piaba
y me puse a conversar
le pregunté sorprendida
cómo podía piar.

Es el único recurso
que me queda en esta vida
porque no puedo moverme
desde aquel horrendo día.

Cuánto lo siento mi amiga
no sé cómo ayudarte
debe ser algo muy triste
que no puedas despegarte.

Puedes venir cada día
a conversar un ratito
para aliviar mi tormento
aunque sea un poquitito.

Vendré pues a visitarte
para que no estés tan sola
tal vez algún día puedas
ser un ave voladora.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de mayo de 2015

Ilustración: Brian Yates