Mi Universar

domingo, 17 de mayo de 2015

El futuro en nuestras manos


Tardes de merienda de fiambres y panes
licuados con leche y algunas tostadas
los gatos rondando pidiendo comida
hogar al regreso de largas jornadas.

Mi hermano y mi madre y yo conversando
de bueyes perdidos cotidianos dramas
algunas peleas la música suave
protestas enfados discusiones vanas.

Así fue la vida por aquellos años
proyectos y planes conjuntos o aislados
fueron delineando las hojas del tiempo
el futuro estaba todo en nuestras manos.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de septiembre de 1993