Mi Universar

domingo, 10 de mayo de 2015

Cara y ceca


A veces la desmesura
es el disfraz de la ira
la hiel circula por dentro
no importa lo que se diga.

Cuando es grande la lisonja
desconfiemos del tunante
lo que nos dice ahora
no quiso decirlo antes.

Ensalza nuestras virtudes
con gran exageración
ocultando entre sus prendas
el dedo acusador.

La cara es la que se muestra
la ceca la que se esconde
la moneda es la misma
no importa cuándo ni dónde.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de mayo de 2015