Mi Universar

lunes, 4 de mayo de 2015

Alma xeneize


Es tal la pasión que siento
por el club de mis amores
que mi corazón palpita
al compás de sus colores.

Es tan solo un deporte
no es cuestión de vida o muerte
no obstante me siento triste
en cada ocasión que pierde.

En cambio es inexplicable
la alegría que me embarga
cuando logra una victoria
de visitante o en casa.

Toco el cielo con las manos
en cada gol que convierte
no existe emoción más grande
para mi alma xeneize.

Mi opinión es subjetiva
mi sentimiento también
respeto otros sentires
aunque no me caigan bien.

Mi sangre es azul y oro
como mi orgullo y pasión
cada vez late más fuerte
mi boquense corazón.

Buenos Aires, 4 de mayo de 2015