Mi Universar

miércoles, 1 de abril de 2015

Tu inmolado corazón


Pequeño soldado nuestro que entregaste el corazón
a un pedazo de tu tierra y a una guerra sin razón.

Tu desembarco en Malvinas fue un día dos de abril
temprano en la madrugada empuñando un fusil.

No tenías instrucción no eras profesional
sólo un héroe argentino la vida dispuesto a dar.

Sin pertrechos y sin armas sin alimento ni abrigo
pese a todo en la batalla combatiste al enemigo.

Tu regreso fue sin gloria y no por perder la guerra
es que al "señor comandante" lo cegó la borrachera.

Debería sentir vergüenza por haber capitulado
el que te envió a la muerte quedando aquí atrincherado.

Pero fuiste tú soldado con tu humildad pueblerina
tú fuiste quien entregó su vida por las Malvinas.

El Día del Veterano no es un día más por cierto
tu recuerdo es mucho más que un cartel o un monumento.

Con programas especiales con discursos y homenajes
tu nombre será invocado al igual que tu coraje.

Tu coraje en la batalla librada en tierras australes
y en los cientos de regresos que nunca fueron triunfales.

Hoy te estamos recordando con amor y admiración
de ti quedará por siempre tu inmolado corazón.

Ruben Edgardo Sánchez, 2 de abril de 2007