Mi Universar

lunes, 13 de abril de 2015

Sin tiempo para el ensayo



Es cierto no caben dudas somos parte de este mundo
con un tiempo y un espacio y un derrotero por rumbo.

Somos estrellas fugaces que surcan cielos y mares
tratando de ser felices haciendo a un lado los males.

A medida que crecemos vamos tomando conciencia
y es mucho lo que aprendemos a partir de la experiencia.

Bendecidos con la gracia de disfrutar de la vida
que nos llega de regalo desde el punto de partida.

Concebida por herencia del árbol somos el fruto
procurando hacerle honor a semejante tributo.

Nuestro tránsito mundano deja huellas a su paso
procuremos que las mismas no denoten un fracaso.

Recordemos que contamos con una oportunidad
de aportar para la especie en bien de la humanidad.

No hay tiempo para el ensayo ni para dar marcha atrás
somos parte de un presente que a cada instante se va.

Ruben Edgardo Sánchez, 13 de abril de 2015