Mi Universar

miércoles, 22 de abril de 2015

Necedad e hipocresía


Hoy día no se respeta a los niños ni a los viejos
a los discapacitados maltrechos o desparejos.

Solo una edad se valora la de nuestra plenitud
la del adulto experiente aún en su juventud.

Una estética conforme a los cánones vigentes
dentro de un rango aceptado por determinada gente.

Lo demás es descartable considerado anormal
lejos de lo establecido como modelo ideal.

Olvidan que fueron niños también que serán ancianos
que se pueden enfermar y convertirse en insanos.

Necedad e hipocresía reinan en la sociedad
que se niega tercamente a aceptar la realidad.

Ruben Edgardo Sánchez, 22 de abril de 2015​