Mi Universar

martes, 28 de abril de 2015

La vida era más simple y olía a felicidad


Porque estoy volviendo a ser aquel que era cuando niño
la libertad para mí es el aire que respiro.

No concibo otro estado para poder ser feliz
que disponer de mi tiempo por completo y sin fin.

Recuerdo aquellas tardes en que andaba por allí
feliz y despreocupado todo el tiempo para mí.

La vida era más simple se vivía sin temor
por las tardes en mi barrio todo era fiesta y color.

Los vecinos con sus sillas salían a tomar mate
limpitos y bien vestidos para compartir las tardes.

No había inseguridad y no cerraban sus puertas
no temían que un ladrón despojara sus viviendas.

Todos éramos amigos compartíamos los juegos
la noche nos sorprendía disfrutando del recreo.

En aquellos viejos tiempos de escasa tecnología
había otros intereses disfrutábamos la vida.

Parecerá una utopía pero era muy real
la vida era más simple y olía a felicidad.

Ruben Edgardo Sánchez, 5 de septiembre de 2013​