Mi Universar

lunes, 13 de abril de 2015

A don Eduardo Galeano


Hasta siempre querido y admirado maestro
don Eduardo Galeano nuestro gran compañero.

Fuiste tú en nuestras vidas un brillante lucero
una luz un camino mucho más que un recuerdo.

Tú ya estás alumbrando nuestro hogar nuestro cielo
toda la inmensidad del enorme universo.

A las venas abiertas que desvelan tu sueño
las sutura por siempre la memoria del fuego.

Tu radiante figura y tu ejemplo señero
serán siempre una guía nuestro gran derrotero.

Ruben Edgardo Sánchez, 13 de abril de 2015