Mi Universar

martes, 17 de marzo de 2015

La justicia y la libertad


No existe una sin otra las dos son imprescindibles
cuando falta una de ellas vivir se hace imposible.

Quien puede pagar fianza y compra su libertad
se ríe del que es pobre y no la puede comprar.

Lo ideó la oligarquía sin el mínimo pudor
para comprar con dinero su sucio nombre y honor.

Que sea reformado urgente nuestro Código Penal
que paguen ricos y pobres ambas clases por igual.

No más pagos de fianzas para purgar los delitos
la culpa es una sola ya sean pobres o ricos.

Que se dupliquen las penas por maltrato a la mujer
por violaciones y muertes perpetradas por doquier.

Cientos de niñas violadas porque son “apetecibles”?
puede ser que esta barbarie hoy siga siendo posible?

Que aquel que mató consciente de lo que estaba haciendo
cumpla cadena perpetua y sin excarcelamiento.

Si la justicia no es ciega jamás habrá igualdad
estar libre no es virtud  cuando se puede pagar.

Van tomadas de la mano justicia y libertad
sin la una no hay la otra en un plano de igualdad.

Ruben Edgardo Sánchez, 17 de marzo de 2015