Mi Universar

sábado, 14 de marzo de 2015

Al alba


Cada aurora al encontrarte
Junto a mi lado en el lecho
Lleno de vida mi pecho
Hemos compartido paz
Sueño descanso y solaz
Tantas otras cosas más.

(Hubimos de hacer un nido
Ambos cuerpos un abrigo
Tu espalda y detrás mi ombligo).

Al calor nos despertamos
Las pieles húmedas lucen
Piernas y brazos se crucen
Impidan al voraz tiempo
Con su tic-tac proseguir
Y volvamos a dormir.

Pero el sol sigue subiendo
Marcha cálido y paciente
Y nos dice arriba gente
Ahora vestirnos debemos
Para salir a la calle
Cuidad que el porte no falle.

Ante la mesa ingerimos
Dos tazas de té caliente
Se acerca ya la partida
Cada uno a sus quehaceres
No importa habrá otros días
Y muchos amaneceres.

Ruben Edgardo Sánchez, julio de 1995