Mi Universar

sábado, 21 de marzo de 2015

Adiós al ardiente estío


De repente llegó el frío
y casi sin avisar
llevábamos poca ropa
nos tuvimos que abrigar.

Sabíamos que el verano
se estaba por acabar
pero el cambio fue tan brusco
que nos hizo reaccionar.

Dijo el otoño presente
con su presencia habitual
pero esta vez sin aviso
de una manera brutal.

Adiós al ardiente estío
él nos vendrá a visitar
al cabo de nueve meses
tal como es habitual.

Ruben Edgardo Sánchez, 21 de marzo de 2015