Mi Universar

lunes, 9 de febrero de 2015

Tres sogas


Entre la vida y la muerte
un abismo de sentido
la vida pende de un hilo
y depende de la suerte.

Los caprichos del destino
y la azarosa existencia
determinan su presencia
y hasta el curso de su sino.

Circunstancias aleatorias
contradictorias a veces
sirven de ejemplo con creces
para ilustrar esta historia.

Penden de un árbol las sogas
de la vida y de la muerte
a un lado y otro la suerte
nos mece o nos ahoga.

Ruben Edgardo Sánchez, 9 de febrero de 2015