Mi Universar

domingo, 15 de febrero de 2015

Razones


Porque no hay motivos que la justifiquen
ni hay voluntades que ante ella claudiquen.

Porque sin piedad ni contemplaciones
llega sin aviso y sin explicaciones.

Porque en un segundo el menos pensado
lo que era presente deviene en pasado.

Porque no hay futuro ante su presencia
apenas espacio para condolencias.

Porque es un enigma y además me inquieta
quiero descifrarlo cual un exegeta.

Por estas razones hablo de la muerte
para no temerle para hacerme fuerte.

Ruben Edgardo Sánchez, 14 de febrero de 2015