Mi Universar

martes, 10 de febrero de 2015

No es mi hora todavía



Mal puede ser que la muerte
ande rondando mi puerta
mientras disfruto la vida
sin siquiera darme cuenta.

Será tan necia la parca
que interrumpa mi camino
cuando menos me lo espero
y me trunque mi destino?

Me encontrará bien dormido
soñando profundamente
las típicas pesadillas
que auguran siempre la muerte?

O tal vez un sueño lindo
colmado de sensaciones
pletórico de belleza
entre pompas de algodones?

Mas no le daré cobijo
y ahuyentaré su presencia
la mandaré de regreso
con su vil maledicencia.

No es mi hora todavía
vete a segar otras mieses
que aún mi corazón
late millones de veces.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de febrero de 2015