Mi Universar

jueves, 5 de febrero de 2015

La vida es un albur


(Homenaje a las víctimas de la tragedia de Barracas)

Un segundo en nuestras vidas
puede ser determinante
porque podemos morir
de repente en un instante.

Nadie tiene asegurada
la estadía en esta tierra
es una ofrenda preciosa
transitoria nunca eterna.

En estos aciagos días
en que el dolor nos ahoga
sabemos que estamos vivos
solamente por ahora.

Porque más tarde quizás
no podremos despedirnos
de nuestros seres queridos
ni siquiera de uno mismo.

Nada podemos hacer
la realidad nos supera
la vida se nos acaba
no habrá otra primavera.

El dolor de nuestros deudos
es infinito sabemos
mas quedaremos grabados
en su memoria al menos.

Ruben Edgardo Sánchez, 7 de febrero de 2014