Mi Universar

viernes, 13 de febrero de 2015

Iré por mí en esta vida


Arribo esperanzado después de tanto jaleo
en mis años de trabajo al mentado jubileo.

Me preguntan lo que haré cuando me llegue el momento
y me quedo sorprendido por este requerimiento.

Que tal vez me aburriré por ya no estar ocupado
que no sabré lo que hacer con tanto tiempo a mi lado.

Pues yo les digo que tengo algunas cosas pendientes
tantas veces postergadas por cumplir con mis deberes.

El ser humano trabaja aunque no cobre salario
es imposible vivir dignamente siendo un vago.

Me entregaré jubiloso a mis gustos y placeres
tiempo para disfrutar y algunos que otros quehaceres.

Mi horizonte es luminoso libre de preocupaciones
haciendo lo que me gusta sin lujos ni pretensiones.

Hacer lo que se me antoje tomarme el tiempo que quiera
sin vértigo y sin apuro en mi hogar o en donde sea.

Ser feliz con poca cosa librándome de ataduras
pues la vida es muy hermosa y quiero estar a su altura.

Iré por mí en esta vida disfrutando todo el tiempo
que me espera todavía a partir de ese momento.

Ruben Edgardo Sánchez, 28 de mayo de 2013​