Mi Universar

miércoles, 11 de febrero de 2015

Dar las gracias


Soy el viejo que ya fui
cuando apenas era un niño
y ahora que soy mayor
sigo siendo siempre el mismo.

Mi cabellera más blanca
un poco más de experiencia
amando siempre la vida
con toda su excelencia.

No hay razón para quejarme
todo esto es un regalo
desde la luz que me alumbra
hasta el aire que inhalo.

 No hago más que dar las gracias
por disfrutar de mi estancia
a lo largo de mis años
desde mi primera infancia.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de febrero de 2015