Mi Universar

sábado, 24 de enero de 2015

Un rapto de locura (Soneto 14)


Poderosos clamores tensos ruidos
vibraciones profundas tan inmensas
alborotan sin más nuestras conciencias
en un piélago de gritos y alaridos.

Invadidos por millones de sonidos
estridencias agudas muy intensas
son tan grandes tan fuertes tan extensas
que quisiéramos borrar nuestros sentidos.

No resulta tan fácil de eludir
este rapto latente de locura
por ser cruel y fatídico el tormento
entre vanos intentos de evadir
este mar de pasión y desventura
que no encuentra razón ni entendimiento.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de julio de 2014

Ilustración: "El grito" de Edvard Munch (1893)