Mi Universar

lunes, 26 de enero de 2015

Matías y yo


Ayer perdí a Matías
tenía catorce años
padecía de epilepsia
podría haberse salvado.

Le sucedió por la tarde
él tuvo una convulsión
dormía boquita abajo
y mi primo se asfixió.

De esa forma se fue
es muy triste esta verdad
dejó a su pequeña hermana
y también a su mamá.

Mientras íbamos creciendo
una linda conexión
de a poco fue naciendo
entre Matías y yo.

Cuando me iba a la escuela
venía a mi casa temprano
pues su mamá trabajaba
y no podía cuidarlo.

Pero mi primo era un santo
se sabía comportar
durante las vacaciones
con él yo iba a jugar.

Cómo duele todo esto
no tienen ninguna idea
de cómo lo extraño hoy
es una cosa muy fea.

Estábamos distanciados
hace unos días atrás
es tan triste me da pena
no me puedo perdonar.

Es que no pude abrazarlo
ni decirle que lo amaba
ahora es tarde lo sé
mas lo quiero con el alma.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de enero de 2015

(A pedido de mi ex-alumna Micaela, y en base a la descripción que ella misma hizo acerca de su relación con su primo Matías, escribí este poema póstumo en su homenaje)