Mi Universar

jueves, 15 de enero de 2015

Martes trece



  1. Lluvia intensa cielo gris
    y vientos fuertes del sur
    ni un solo rayo de sol
    que se cuele por albur.

    Las arenas de las dunas
    migran de aquí para allá
    el relieve de la costa
    muda su aspecto habitual.

    El oleaje se sacude
    al paso del vendaval
    parece tener su ritmo
    visos de perpetuidad.

    La playa luce desierta
    no hay bañistas que se animen
    a capear un temporal
    que por fuerza los inhibe.

    “Siempre que llovió paró”
    “Mañana será otro día”
    “Al mal tiempo buena cara”
    son las frases consabidas.

    Habrá que esperar que escampe
    para luego disfrutar
    las delicias que el verano
    acostumbra a deparar.

    Ruben Edgardo Sánchez, 13 de enero de 2015