Mi Universar

jueves, 22 de enero de 2015

Coplas a flor de piel


Dejé colgando en la nube
mi piel para que se moje
y luego la puse al sol
para que ella se sonroje.

Sopló el viento y la llevó
algo lejos de mi alcance
desde entonces mi pellejo
anda surcando los aires.

Tal vez un día regrese
y me cubra nuevamente
mientras tanto lo reemplazo
con trajes de Neoprene.

Despellejado me encuentro
con mi sangre a flor de piel
son los caprichos del viento
divirtiéndose otra vez.

Ruben Edgardo Sánchez, 21 de enero de 2014