Mi Universar

jueves, 29 de enero de 2015

Azul y oro (Fototexto)

Un nuevo aniversario (Fototexto)

Pura pampa (Fototexto)

Azul y oro


Mi cielo no es celeste
ni gris ni negro ni blanco
mi cielo es azul y oro
desde mis primeros años.

Aquel día tres de abril
de mil novecientos cinco
fue un día muy glorioso
nació mi club favorito.

Boca Juniors el xeneize
es el club de mis amores
lo llevo dentro del alma
teñida con sus colores.

El azul del firmamento
y el dorado de su sol
los llevo siempre grabados
dentro de mi corazón.

Ruben Edgardo Sánchez, 28 de enero de 2015


miércoles, 28 de enero de 2015

Un nuevo aniversario



Las fechas de aniversarios
son de gamas tan diversas
que nos pueden generar
alegrías o tristezas.

Según sean cumpleaños
la muerte de un ser querido
aniversarios de bodas
o el nacimiento de un niño.

Son días meses y años
que llevamos bien guardados
a lo largo de la vida
por sucesos que han pasado.

Y los que están por venir
en nuestros días futuros
los iremos agregando
conforme llegue su turno.

Son apenas meros números
pero tienen su importancia
los cargamos con afectos
de singular relevancia.

Pero a veces nos sucede
que olvidamos una fecha
y luego lo lamentamos
con cierta pena y tristeza.

La vida es otra cosa
no es una ciencia exacta
no debemos resolver
una cuestión matemática.

Hagamos de cada día
un motivo singular
y un nuevo aniversario
de nuestro tiempo vital.

Ruben Edgardo Sánchez, 28 de enero de 2015

Pura pampa


Voy camino hacia la costa y hacia el mar
pura pampa en toda su inmensidad.

Tanto verde tanto cielo y tanta paz
y un camino que se pierde más allá.

Hace tanto que no dejo la ciudad
que la pampa comenzaba a extrañar.

Cielo hierbas campos verdes a granel
muchas vacas y caballos en tropel.

Alambradas y arboledas más aquí
florecillas amarillas por allí.

Pinceladas de nubes junto al sol
que nos llenan de luz y de color.

La gramilla algún bosque y el ombú
el ganado algún perro el avestruz.

Un renuevo de vida un respirar
no hace falta que pidamos mucho más.

Ruben Edgardo Sánchez, 6 de febrero de 1996

lunes, 26 de enero de 2015

Cuando nací (Redondillas)


Cuando nací no sabía
mi nombre ni mi apellido
ni por qué había nacido
o los padres que tenía.

Lloraba a más no poder
y buscaba el alimento
que me daría el sustento
en un pecho de mujer.

Ni un esfínter controlaba
tenía que usar pañal
para evitar ese mal
que las sábanas manchaba.

Tampoco podía hablar
no entendía las palabras
no conocía a las cabras
ni sabía multiplicar.

Todo el mundo me mimaba
y yo los dejaba hacer
tenía que comprender
a aquél que me miraba.

Poco a poco fui creciendo
para entonces entender
que lo que me hizo crecer
es lo que fui aprendiendo.

Ruben Edgardo Sánchez, 27 de enero de 2014

Matías y yo (Fototexto)

Compañero de mi vida (Fototexto)

Matías y yo


Ayer perdí a Matías
tenía catorce años
padecía de epilepsia
podría haberse salvado.

Le sucedió por la tarde
él tuvo una convulsión
dormía boquita abajo
y mi primo se asfixió.

De esa forma se fue
es muy triste esta verdad
dejó a su pequeña hermana
y también a su mamá.

Mientras íbamos creciendo
una linda conexión
de a poco fue naciendo
entre Matías y yo.

Cuando me iba a la escuela
venía a mi casa temprano
pues su mamá trabajaba
y no podía cuidarlo.

Pero mi primo era un santo
se sabía comportar
durante las vacaciones
con él yo iba a jugar.

Cómo duele todo esto
no tienen ninguna idea
de cómo lo extraño hoy
es una cosa muy fea.

Estábamos distanciados
hace unos días atrás
es tan triste me da pena
no me puedo perdonar.

Es que no pude abrazarlo
ni decirle que lo amaba
ahora es tarde lo sé
mas lo quiero con el alma.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de enero de 2015

(A pedido de mi ex-alumna Micaela, y en base a la descripción que ella misma hizo acerca de su relación con su primo Matías, escribí este poema póstumo en su homenaje)

domingo, 25 de enero de 2015

Compañero de mi vida


Ya no tengo más palabras
para poder describir
el vacío que dejaste
cuando debiste partir.

Tú no te das una idea
de lo mucho que te extraño
de un día para el otro
se me vino el mundo abajo.

Tengo ganas de abrazarte
y que me digas presente
que bueno ya va a pasar
como me decías siempre.

Todas nuestras aventuras
tan hermosas que vivimos
desde que éramos chicos
cada cosa que aprendimos.

Primo mío te amo tanto
porque tú eras lo más lindo
que podía yo tener
a lo largo de mi vida.

Matías querido hermano
compañero de mi vida
siempre en nuestros corazones
y más en tu despedida.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de enero de 2015

(Versificación de una carta póstuma escrita por Micaela, una ex-alumna mía, para homenajear a su primo, recientemente fallecido)

sábado, 24 de enero de 2015

Entre iodo y sales (Fototexto)

Un rapto de locura (Fototexto)

Entre iodo y sales


Hay cosas que unen y a la vez separan
el mar por ejemplo entre playa y playa.

Una y otra orilla allende los mares
comparten un mundo de iodo y de sales.

Pero la distancia impone modales
cultos y costumbres lenguas desiguales.

Curiosos los hombres las aguas surcaron
a bordo de naves que ellos crearon.

Entonces supieron de las diferencias
de otras culturas de otras conciencias.

Y también de aquellos factores comunes
que más que alejarlos en cambio los une.

Acercan y alejan orillas y mares
pueblos y costumbres entre iodo y sales.

Ruben Edgardo Sánchez, 24 de enero de 2015

http://www.mundopoesia.com/foros/temas/entre-iodo-y-sales.540500/

Un rapto de locura (Soneto 14)


Poderosos clamores tensos ruidos
vibraciones profundas tan inmensas
alborotan sin más nuestras conciencias
en un piélago de gritos y alaridos.

Invadidos por millones de sonidos
estridencias agudas muy intensas
son tan grandes tan fuertes tan extensas
que quisiéramos borrar nuestros sentidos.

No resulta tan fácil de eludir
este rapto latente de locura
por ser cruel y fatídico el tormento
entre vanos intentos de evadir
este mar de pasión y desventura
que no encuentra razón ni entendimiento.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de julio de 2014

viernes, 23 de enero de 2015

Las cuatro estaciones de la vida (Fototexto)

Las cuatro estaciones de la vida


Cuatro han de ser las etapas que en nuestra vida tendremos
cada año y los años en nuestro pasar terreno.

Cada etapa es el tiempo necesario y correcto
de la cuna hasta la tumba desde uno a otro enero.

La primavera el verano el otoño y el invierno
se suceden muy puntuales cada una en su tiempo.

Una es la causa de otra el resultado directo
de la acción que le antecede y que deviene en efecto.

Imposible es saltearlas o alterar su trayecto
más allá de fluctuaciones el resultado es perfecto.

La semilla que germina deja de ser un proyecto
se convierte en una planta y da su fruto postrero.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de enero de 2015

jueves, 22 de enero de 2015

Coplas a flor de piel (Fototexto)

Coplas a flor de piel


Dejé colgando en la nube
mi piel para que se moje
y luego la puse al sol
para que ella se sonroje.

Sopló el viento y la llevó
algo lejos de mi alcance
desde entonces mi pellejo
anda surcando los aires.

Tal vez un día regrese
y me cubra nuevamente
mientras tanto lo reemplazo
con trajes de Neoprene.

Despellejado me encuentro
con mi sangre a flor de piel
son los caprichos del viento
divirtiéndose otra vez.

Ruben Edgardo Sánchez, 21 de enero de 2014

martes, 20 de enero de 2015

El Rey del Universo (Fototexto)

El Rey del Universo


  1.  

    El hombre de esta era vive inmerso
    en una telaraña muy compleja
    con una relación muy despareja
    creyendo ser el Rey del Universo.
    Metido en un sistema tan perverso
    que pugna por comprar su voluntad
    a cambio de vender su dignidad
    creyéndose muy fuerte e insensible
    “Ser pobre y ser feliz es imposible”
    le imponen tristemente “su” verdad.

    Ruben Edgardo Sánchez, 2 de julio de 2014

lunes, 19 de enero de 2015

El aire y la dicha (Fototexto)

Sin desperdicio (Fototexto)

Pequeña ternura maulladora (Fototexto)

El aire y la dicha


  1. [​IMG]

    El aire que ahora respiro
    mi aliento mi ser mi hija
    el sol la tierra y el cielo
    la casa que me cobija.

    La compañera de vida
    día tras día a mi lado
    desde hace muchos años
    tiempo presente y pasado.

    La constancia de mi madre
    tan sola con sus dos hijos
    sin techo y sin trabajo
    algo que nadie predijo.

    El hermano que se fue
    hacia otro continente
    mis dos sobrinos que crecen
    en la vereda de enfrente.

    Los amigos compañeros
    de jornadas laborales
    trabajando codo a codo
    y sumando voluntades.

    El decálogo de bienes
    sutilmente espirituales
    que de a poco fui acopiando
    cual tesoros especiales.

    El camino recorrido
    a lo largo de mi estancia
    en esta bendita tierra
    sedienta de esperanza.

    La cuesta que voy bajando
    desde lo alto de la cima
    deteniéndome a observar
    a cada paso la vida.

    La pausa que saboreo
    lentamente y sin apuro
    después de años de prisa
    y de trabajos muy duros.

    La dicha de ser feliz
    con apenas pocas cosas
    me confirma que la vida
    suele ser maravillosa.

    Ruben Edgardo Sánchez, 19 de enero de 2015

domingo, 18 de enero de 2015

Sin desperdicio




  1. ¿Qué hacemos a diario
    con lo utilitario?
    Abuelos y nietos
    o padres e hijos
    acorde al momento
    actuaron distinto:
    Si era para siempre
    era duradero…
    Si era descartable
    use y tire luego…
    Y si es reciclable
    ¡lo usaré de nuevo!

    Ruben Edgardo Sánchez, 23 de agosto de 1993

Pequeña ternura maulladora


Creo que es el mismo que vi hace semanas
hambriento de madre hambriento de faldas
hoy lo vi tirado en medio del agua
pegado al cordón junto a la parada.

Era todo vida hace unas semanas
su sed de cariño su cola parada
su pelo agrisado radiante brillaba
rondaba a la gente siguiendo pisadas.

Esperando que alguien detenga su marcha
cambie su destino de alma desolada
hoy lo veo allí es tan solo nada
una mancha negra sobre la calzada.

Hoy ya no es posible no es posible nada
sólo contemplarlo la vista nublada
muchos lo verán y no dirán nada
muda indiferencia la boca cerrada.

No puedo olvidarlo desde esa mañana
un nudo en el alma sin una palabra
pequeña ternura maulladora vaga
vaga entre las piernas quién sabe humanas.

Ruben Edgardo Sánchez, 10 de mayo de 1993

Verano (Fototexto)

Nuestra identidad (Fototexto)

Desigualdad (Fototexto)

Verano


El verano sabe a aves en jolgorio
bandadas piando moscas y abejorros.

A árboles frondosos frescos coloridos
prodigando frutos cubiertos de nidos.

A playas sembradas de niños jugando
mar y arenas blancas sueños navegando.

A mujeres bellas de andar insinuante
sensuales coquetas felinas radiantes.

A soles ardientes reinando en lo alto
fulminantes plenos dorados y gualdos.

A cálidas lunas perezosas tiernas
platinando noches bordadas de estrellas.

A amor exultante presuroso atento
jovial generoso contingente incierto.

A descansos breves desvelados tenues
dilatadas horas insomnes perennes.

El verano sabe que vendrá el otoño
y luego el invierno cuando duerme todo.

Que otra primavera abrirá sus puertas
y el ardiente estío se dará otra vuelta.

Ruben Edgardo Sánchez, 7 de mayo de 1993