Mi Universar

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Vil metal



Pobres de aquellos que viven deseando lo material
como si fuera la fuente de la energía vital.

Es tan solo un instrumento no es nuestra razón de ser
es un medio de intercambio para comprar y vender.

No obstante le atribuyen un poder desmesurado
le adjudican un valor por demás extraordinario.

Depositan tanto amor en monedas y billetes
que incluso sus sentimientos terminan siendo amarretes.

No hay ningún bien material que portemos en las manos
cuando llegamos al mundo y menos cuando nos vamos.

Si resulta invisible aquello que es esencial
por qué empeñar nuestras vidas adorando al vil metal.

Ruben Edgardo Sánchez, 3 de diciembre de 2014