Mi Universar

martes, 9 de diciembre de 2014

Temporal de medianoche (Soneto 5)


Después de medianoche un temporal
azota con su fuerza mi morada
sacude sin piedad nuestra fachada
un súbito aguacero tropical.

Con furia muy tenaz el vendaval
sacude la floresta achaparrada
la noche se presenta muy cerrada
y arrecia una tormenta sin igual.

No puedo ver siquiera alguna estrella
resulta trabajoso ver la luna
un rayo por detrás y una centella
recortan la silueta de la duna
impar fugaz relámpago destella
y enciende al fin la noche por fortuna.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de enero de 2014