Mi Universar

lunes, 10 de noviembre de 2014

Un lucero de suave terciopelo (Soneto 10)


Un lucero de suave terciopelo
nos regala su brillo diariamente
esperamos su luz ansiosamente
en las miles de noches de desvelo.

Cada día deslumbra nuestro cielo
horas antes que el sol diga presente
no podemos obviarlo fácilmente
luce solo y feliz el jovenzuelo.

Es principio esencial día tras día
un pionero guiando cada noche
es motivo de sueño y fantasía
no le cabe jamás ningún reproche
es un fiel lazarillo cada día
un lucero que al cielo pone broche.

Ruben Edgardo Sánchez, 27 de marzo de 2014