Mi Universar

lunes, 24 de noviembre de 2014

Confesiones de gallinas




  1. Cerremos el gallinero
    porque vienen los bosteros
    si los dejamos pasar
    golearán a Barovero.

    Ellos quieren la revancha
    porque allá en la Bombonera
    los llenamos de patadas
    para dejarlos afuera.

    El árbitro del partido
    nos puso siete amarillas
    pero se olvidó la roja
    y nos perdonó la vida.

    En el partido de vuelta
    vendrán al Monumental
    y según dijo Gallardo
    ahora vamos a jugar.

    Esperemos que a los chanchos
    no les guste este chiquero
    porque nos quieren ganar
    esos malditos bosteros.

    Los dejamos sin burrito
    pero les queda un puma
    a ver si el chancho se enoja
    y nos arranca las plumas.

    Ya no somos los punteros
    en el torneo local
    ahora sólo nos queda
    la copa continental.

    Si llegamos a perder
    ojalá que nuestros hinchas
    no nos quemen el estadio
    ni nos tilden de gallinas.

    Con nuestro fútbol champagne
    y nuestro paladar negro
    no podemos evitar
    que a veces nos llamen perros.

    No se metan con los nuestros
    que vamos a cacarear
    y si no ponemos huevos
    comenzamos a pegar.

    Ruben Edgardo Sánchez, 24 de noviembre de 2014