Mi Universar

domingo, 30 de noviembre de 2014

Ya no juegues a la guerra




  1. A la guerra niño ya no juegues más
    lucha por la vida y por la amistad.

    Hoy pides un arma mañana quién sabe
    tal vez alguien ponga un arma en tus manos.


    Para que aniquiles a quien fue tu amigo
    para que destruyas lo que tanto amas.


    No les hagas caso tramposa es la idea
    con la vida nuestra unos pocos juegan.


    Armas de juguete o armas de veras
    pretenden que juegues que hagas la guerra.


    La guerra es negocio comercio de armas
    comercio de muertes y de negras almas.


    Si quieres jugar diles que prefieres
    los juegos de niños que aman la vida.


    Que en tu cumpleaños por más que te gusten
    no quieres juguetes que evoquen la guerra.


    Porque eres un niño porque eres futuro
    porque amas la vida y la paz deseas.


    Ruben Edgardo Sánchez, 16 de junio de 1990
    (editado 12 de abril de 2014)

sábado, 29 de noviembre de 2014

Coplas de la llave perdida




  1. En dónde estará la llave
    de la puerta del salón
    que lo diga quien lo sabe
    o se liga un coscorrón.


    El día está muy lluvioso
    muchos chicos no han venido
    tal vez sea algún gracioso
    el que la haya escondido.


    Lo cierto es que nos hallamos
    deambulando a la deriva
    hoy en el aula no entramos
    la llave sigue perdida.


    Ruben Edgardo Sánchez, 21 de abril de 1997

Ayotzinapa


Qué pasa en Ayotzinapa
que los chicos no aparecen
cuarenta y tres vidas jóvenes
mientras el mundo enmudece.

Las leyes fueron creadas
para impartir la justicia
pero algunos funcionarios
ignoran esta premisa.

Mientras tanto las familias
de estos mártires aguardan
que aparezcan ya con vida
los seres que tanto aman.

Seamos todos una voz
que se alza contra la infamia
de algunos descerebrados
que actúan con tanta saña.

Ruben Edgardo Sánchez, 29 de noviembre de 2014


La desaparición forzada en Iguala de 2014 fue una serie de episodios de violencia ocurridos durante la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre del 2014, en el que policías federales y municipales de Iguala (220 km al sur de la ciudad de México) persiguieron y atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (257 km al sureste de Iguala), periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de al menos 9 personas fallecidas, 43 estudiantesdesaparecidos de esa escuela normal rural y 27 heridos.

Chespirito



  1. Roberto Gómez Bolaños
    apodado Chespirito
    se fue al cielo de gira
    para alegrar angelitos.

    Lo extrañan Doña Clotilde
    Don Ramón La Chilindrina
    El Profesor Jirafales
    Quico y Doña Florinda.

    Ahora quién podrá ayudarnos
    no hay Chapulín Colorado
    tampoco Chavo del Ocho
    la risa se fue a otro lado.

    Diminutivo de Shakespeare
    Chespirito fue su apodo
    Roberto Gómez Bolaños
    sigue presente a su modo.

    Ruben Edgardo Sánchez, 28 de noviembre de 2014

viernes, 28 de noviembre de 2014

A la vuelta del trabajo


No quiero dejar pasar este preciso momento
sin antes haber descripto el cansancio que yo siento.

Este agobio sin sentido sacrificio sin razón
a la vuelta del trabajo sin hallar explicación.

Más exhausto más vacío desbordando palidez
y cansancio a cuatro miembros inconciente estupidez.

Una pila de papeles que no termino de ver
muy pocas cosas resueltas y problemas por doquier.

Ruben Edgardo Sánchez, 23 de octubre de 1992

Soy hincha de Boca Juniors


Soy hincha de Boca Juniors
desde el día en que nací
tengo sangre azul y oro
en lugar de carmesí.

Es difícil explicarlo
Boca es un sentimiento
que se lleva en el alma
hasta el último momento.

A lo largo de mi vida
muchas veces padecí
pero cuando gana Boca
siento dicha y frenesí.

No me alcanzan las palabras
para expresar lo que siento
lo repito una vez más
Boca es un sentimiento.

Ruben Edgardo Sánchez, 30 de marzo de 2014

Disnea


A veces me falta el aire pero no me desespero
algo habitual en mi vida desde que era muy pequeño.

Un broncodilatador llevaba siempre conmigo
inhalaba medicina por una ampolla de vidrio.

Temía que en un descuido el cristal se destruyera
y entonces quedara expuesto a la asfixiante disnea.

La medicina de entonces proscribía los deportes
considerando nociva su práctica día y noche.

Mi vida fue limitada el frío era mi enemigo
sólo salía a la calle si tenía un buen abrigo.

Todo cambió con el tiempo los años fueron pasando
los remedios para el asma y los criterios variaron.

Ya no era necesario restringir los movimientos
podía hacer deportes sin limitar mis esfuerzos.

Medicamentos modernos de ingesta simple y sencilla
me ayudaron a tener mejor calidad de vida.

Liberado de las crisis sin penas ni sobresaltos
fui andando por la vida como cualquier ser humano.

El aire que ahora respiro tan valioso como el agua
oxigena mis pulmones como a las plantas la savia.

Cada hálito de vida que inspiro a cada minuto
me obliga a pensar sin dudas que la existencia es un lujo.

Mucho más que las riquezas el aire que respiramos
es el aliento vital que todos necesitamos.

Ruben Edgardo Sánchez, 8 de enero de 2014

jueves, 27 de noviembre de 2014

Abuelito mío


La hambruna que hubo en Europa te empujó a emigrar
prometían mejor vida en tierras de ultramar.

Atravesaste el Atlántico como muchos inmigrantes 
y tu destino final fue el puerto de Buenos Aires.

Provenías de Galicia al norte de Portugal
fuiste un español de origen y argentino por igual.

Tu sonrisa era una luz entre tanta oscuridad
y es que en ella no cabía ni una pizca de maldad.

Disfrutabas de tus nietos como si fueran juguetes
te habías quedado ciego pero igual podías verles.

Querido abuelito mío cuántos recuerdos dejaste
por tu alegría y ternura jamás podré olvidarte.

Pasaron ya muchos años desde el día en que te fuiste
mi recuerdo sigue vivo por el amor que nos diste.

Seguro andarás paseando por los cielos y las nubes
me siento muy orgulloso del abuelito que tuve.

(Dedicado a mi querido abuelo Celestino)

Ruben Edgardo Sánchez, 27 de noviembre de 2013

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Mi luna


Qué hermosa que estás mi luna
qué linda te has puesto hoy
te quiero como a ninguna
y por verte estoy mejor.

Me iré a dormir muy contento
en tu noche de esplendor
las nubes no te han cubierto
hay brillo a tu alrededor.

No puedo tenerte cerca
no puedo estar junto a vos
mas dejaré bien abierta
la puerta en mi corazón.

Ruben Edgardo Sánchez, 28 de enero de 1994

Con el sol en mi ventana (Décima espinela 12)


Gallina mía



  1. Querida gallina mía
    casi al borde del desmayo
    dime por qué cacareas
    cuéntame yo soy tu gallo.

    Dime tú qué mal te aqueja
    por qué te pones nerviosa
    hace días que no duermes
    protestas por cualquier cosa.

    Tienes muchas pesadillas
    por la noche ya no duermes
    temes que lleguen los chanchos
    con sus ganas de comerte.

    No temas estamos juntos
    aquí en nuestro gallinero
    trataré de hacerles frente
    a estos chanchos bosteros.
     

    Ruben Edgardo Sánchez, 26 de noviembre de 2014

martes, 25 de noviembre de 2014

Horizonte otoñal


Paso lento y sosegado andar cansino y seguro
se acerca el fin de la cuesta voy llegando sin apuro.

Una estrella me conduce cada vez más luminosa
aletargado silencio brisa suave y candorosa.

Sol poniente perezoso rojo fuego en el ocaso
crepúsculo de mis días unos pasos y te alcanzo.

Iré siempre tras de tí cual animal tras su presa
nunca te voy a alcanzar me basta con tu tibieza.

Así transito mis días y mis noches somnolientas
caminando paso a paso tranquilo sin impaciencia.

Un horizonte otoñal que invita a encontrar reposo
en meras banalidades y pasatiempos gozosos.

Me deleito con la calma vivo sin tiempo ni apremios
respirando el aire a sorbos y enhebrando sueño a sueño.

Regalando algunos versos hallados por el camino
caminando la hojarasca en busca de mi destino.

Ruben Edgardo Sánchez, 6 de junio de 2013

lunes, 24 de noviembre de 2014

Cenizas de candela (Soneto 12)


La lumbre del pabilo de una vela
convoca la atención de mi mirada
la veo en mis pupilas reflejada
y en cada movimiento deja estela.

Tan frágil tan etérea y pequeñuela
en medio de la cera aprisionada
efímera es su vida y destinada
a ser solo cenizas de candela.

No logro deshacerme de su influjo
su danza singular me magnetiza
podría ser producto de un embrujo
tal vez es mi mirada que la atiza
morboso es el impulso que mi indujo
a verla convertida en ceniza.

Ruben Edgardo Sánchez, 22 de junio de 2014

Confesiones de gallinas




  1. Cerremos el gallinero
    porque vienen los bosteros
    si los dejamos pasar
    golearán a Barovero.

    Ellos quieren la revancha
    porque allá en la Bombonera
    los llenamos de patadas
    para dejarlos afuera.

    El árbitro del partido
    nos puso siete amarillas
    pero se olvidó la roja
    y nos perdonó la vida.

    En el partido de vuelta
    vendrán al Monumental
    y según dijo Gallardo
    ahora vamos a jugar.

    Esperemos que a los chanchos
    no les guste este chiquero
    porque nos quieren ganar
    esos malditos bosteros.

    Los dejamos sin burrito
    pero les queda un puma
    a ver si el chancho se enoja
    y nos arranca las plumas.

    Ya no somos los punteros
    en el torneo local
    ahora sólo nos queda
    la copa continental.

    Si llegamos a perder
    ojalá que nuestros hinchas
    no nos quemen el estadio
    ni nos tilden de gallinas.

    Con nuestro fútbol champagne
    y nuestro paladar negro
    no podemos evitar
    que a veces nos llamen perros.

    No se metan con los nuestros
    que vamos a cacarear
    y si no ponemos huevos
    comenzamos a pegar.

    Ruben Edgardo Sánchez, 24 de noviembre de 2014

domingo, 23 de noviembre de 2014

Paseando por la orilla


A mi diestra va la luna creciendo sobre la mar
la arena fresquita invita a mis pies a caminar.

El sol se ha puesto al oeste tras los médanos de sal
juncos cardos y totoras peinan el viento al pasar.

Esperan los pescadores tener su oportunidad
se aprestan con sus anzuelos y sus cañas de pescar.

A lo lejos cuatriciclos derrapan sobre la arena
dejando sobre la playa marcadas sinuosas huellas.

Mucha gente cabalgando lentamente por la orilla
saboreando atardeceres sin apremios y sin prisa.

Hay quienes deciden dar un último chapuzón
antes de volver a casa envueltos en un toallón.

Otros corren la pelota tratando de hacer un gol
entre dos bollos de ropa dispuestos con precisión.

Por mi parte voy paseando con mi perra por la orilla
la espuma blanca en los pies no deja de hacer cosquillas.

Ruben Edgardo Sánchez, 14 de enero de 2014

A veces


A veces la vida es triste
y no hallamos el remedio
que cure nuestra aflicción.

Procuramos olvidarnos
de aquello que lamentamos
sin hallar explicación.

Mas la pena nos invade
socava nuestra existencia
lacera sin compasión.

Enjugamos nuestras lágrimas
que caen en nuestras mejillas
hasta llegar al mentón.

Formulamos mil preguntas
sin hallar una respuesta
que calme nuestro dolor.

Hablamos de la injusticia
del azar y el infortunio
en busca de una razón

Pero el esfuerzo es en vano
no hay palabra que consuele
nuestro frágil corazón.

El tiempo va restañando
lentamente las heridas
hasta sentirnos mejor.

Poquito a poco alzamos
tímidamente los ojos
mirando alrededor.

Y entonces será el recuerdo
quien nos extienda su mano
como pidiendo perdón.

Ruben Edgardo Sánchez, 7 de febrero de 2014

sábado, 22 de noviembre de 2014

Reflexiones Post-Mortem


Detrás de un manto de nubes el fenecido pensaba
y entre tantos devaneos finalmente aseguraba.

Qué extraño que me parece caminar sin hacer pie
esto no es exactamente como yo lo imaginé.

Alcanzo a ver muy difusas las siluetas de mis deudos
desdibujadas confusas como si no fueran ellos.

Me pregunto qué hago aquí entre pompas de algodones
flotando en el universo entre miles de millones.

Sin atuendos ni vituallas ni problemas que atender
donde la noche no existe tampoco el amanecer.

No tengo que trabajar ni levantarme temprano
no me hace falta el dinero ni llevar nada en las manos.

Nadie mora bajo techo no cena tampoco almuerza
todo el día a la intemperie pero ninguno se enferma.

No hay quien tenga Internet ni automóviles ni motos
no hay hambre ni hay miseria no hay películas ni fotos.

Ninguna preocupación ni trabajo productivo
ningún pesar hoy me aqueja como cuando estaba vivo.

No tengo noción del tiempo ignoro en qué mes estoy
si llegó el fin de semana o qué día es el de hoy.

No hay fronteras ni murallas ni propiedades privadas
este mundo es diferente pues aquí reina la nada.

Sin embargo no me quejo es cuestión de acostumbrarse
la gente que sigue viva pronto vendrá a sumarse.

Que no tema no es tan grave es un lugar inusual
un tiempo que nunca pasa una existencia inercial.

Es un lugar de descanso una eterna vacación
libre de preocupaciones salvo esta reflexión.

Ruben Edgardo Sánchez, 22 de noviembre de 2014

viernes, 21 de noviembre de 2014

Simplemente cosas mías


Cuando en la casa reinaba la austeridad y el rigor
los objetos que tenía fueron cargados de amor.

El apego iba creciendo y su valor excedía
por mucho sin darme cuenta lo que su precio valía.

Imposible desprenderse de aquéllos sin opresión
me sobraban los motivos para echar un lagrimón.

Sustracción rotura olvido eran causa suficiente
para extrañar la presencia de algo mío ahora ausente.

No tiene lo utilitario ni tiene la mercancía
sólo el valor de su precio su importancia o su valía.

Una prenda un tenedor una tabla una alcancía
no son nada de otro mundo simplemente cosas mías.

Ruben Edgardo Sánchez, 8 de mayo de 1993

Ilustración: Ángel Luis López (Trastos viejos)

Pendientes





  1. No son días éstos de heroísmo
    no es épico tampoco este poema
    el honor no está en juego
    la dignidad se escurre
    entre la herrumbre
    de una sucia alcantarilla
    la verdad no importa
    la certeza no existe
    nos han embargado el alma
    ya no hay luz que nos guíe
    el mañana es apenas mañana
    es decir el día más próximo
    en este mercado se agotó la esperanza
    y cada día se paga más cara
    algunos valores cotizan en Bolsa
    otros se han perdido
    entre sueños y utopías
    nos han empujado al abismo
    y sin embargo una rama frenó la caída
    y aquí estamos
    pendientes
    esperando el momento
    de escalar la cuesta heroicamente
    y dar el escarmiento
    a quien lo merezca.

    Ruben Edgardo Sánchez, 22 de marzo de 1993

jueves, 20 de noviembre de 2014

Letras vivas


Fui dejando por allí en algún rincón perdido
letras que un día escribí mas no habitan ningún libro.

De pronto se me aparecen remembrando días pasados
algunas siestas insomnes y tiempos aletargados.

Las evoco y se me hace que estoy reviviendo ahora
los tiempos y los espacios que hube de vivir otrora.

Son letras vivas de entonces que no han muerto todavía
más allá de tempestades sufrimientos y alegrías.

Llevan el flujo vital de cuando fueron escritas
arraigadas al papel como musgos en cornisas.

Anhelantes cual simientes que aguardan eras de siembra
para brotar en las almas en tiempos de primavera.

Ruben Edgardo Sánchez, 6 de enero de 2014​