Mi Universar

sábado, 11 de octubre de 2014

Amo profundamente a mi país


Amo a mi país y porque lo amo también lo odio
como a cualquier otro amor.

Lloro río amo sueño
poder vivir en paz en mi tierra
aunque me sienta muchas veces exiliado
en mi propio hogar.

Soy uno de tantos herederos
de aquéllos que llegaron
sin pedir permiso un día
y cuatro siglos después
con hambre y sin trabajo
portaron sus sueños en una maleta
para "Hacer la América".

Somos lo que fuimos leí por ahí
seremos lo que somos agrego yo.

A la deriva como casi siempre
asiéndonos a un madero hoy
y a otro mañana
cual náufrago en alta mar.

Así vivimos y también soñamos
aunque no tengamos claro el futuro
una pequeña luz nos guía
a veces no la vemos tal vez por la bruma.

No vamos derivamos
y una vez más naufragamos
en este río marrón
que drena sus aguas en el mar
el mismo mar que ahora y entonces
nos une y nos separa por igual.

Somos herederos de Dos Mundos
totalmente diferentes
tal vez incompatibles.

Me duele profundamente mi país
soy argentino y porque me duele
sé que lo amo.

Ruben Edgardo Sánchez, 5 de noviembre de 2005